El asalto a la razón

Uno que no se chupa el dedo

La franqueza es tan inusual en quienes tienen a su cargo responsabilidades públicas, que lo que debiera ser común se vuelve excepcional.

Por eso, corresponde al secretario de Seguridad Pública del DF, Jesús Rodríguez Almeida, el honor de ser el primer funcionario de alto rango en el país que llama las cosas por su nombre.

Los militantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, los vándalos encapuchados y los activistas contra la nueva tarifa del Metro del movimiento #PosMeSalto están, digamos, emparentados: “Tienen relación y vínculo…”, se atrevió a decir.

Y si de relaciones y vínculos se trata, quienes alientan el sabotaje económico al Metro son lopezobradoristas opositores al jefe de Gobierno (Miguel Ángel Mancera) que militan en Morena, en la facción bejaranista del Partido de la Revolución Democrática, en Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo. Y la CNTE los tiene con las coordinadoras de los CCH en el DF y la de Normales Rurales de Michoacán. Pero en Guerrero, además, es apoyada por la policíacomunitaria (de inspiración guerrillera…).

cmarin@milenio.com