El asalto a la razón

El caso Iguala desquició al PRD

Increíble la creciente propensión del PRD a dispararse en los pies a partir del caso Iguala.

Habiendo sido impulsor determinante del Pacto por México, ahora se niega a firmar un acuerdo de partidos con el gobierno federal para vacunar las elecciones contra la delincuencia organizada, a pesar de que ¡lo propuso el mismo día en que lo hicieron el PAN y el PRI!

En su afán por recuperar la acreditación que tenía de la indescifrable “izquierda” y que comenzó a perder en cuanto su dirigente nacional pidió “perdón” por haber seleccionado (junto con los lopezobradoristas, PT y MC) a José Luis Abarca para el ayuntamiento de la tragedia, dice hoy que hará su propio blindaje y promete cuidar la selección de sus candidatos.

¡Sí, Chucha!, cabe decirles a Los Chuchos, aunque fue Amalia García, de otra de las corrientes internas, quien descartó que los perredistas suscriban otro acuerdo.

Hechos bolas los perredistas, se ofenden unos a otros, y resienten inclusive agresiones físicas como la de ayer contra Alejandro Encinas o la anterior contra Cuauhtémoc Cárdenas.

¿A quién pretenden seducir así?

 

cmarin@milenio.com