El asalto a la razón

Con los atentos, de AMLO a Nuño

Lejos de ironizar con aquello de que desde niño escuchaba a Andrés Manuel López Obrador decir lo mismo de siempre, Aurelio Nuño sugirió antier:

“Que nos explique cuál es su relación con ellos y por qué quiere hacer esto; me parece gravísimo para la educación, pero también muy grave para el estado de derecho…”, a propósito de su resuelto apoyo a la facción de “servidores públicos” que desacata la Constitución.

Y ¡chíngale!: que AMLO le toma la palabra.

En mensaje cibernético, el aludido partió de una premisa falsa para dar su “explicación”.

“Aunque siempre lo hemos dicho es necesario reiterarlo, porque existe una intensa campaña de desprestigio contra los maestros en periódicos, estaciones de radio y televisión para hacer creer que no dan clases, que gozan de muchas canonjías y que sus protestas perjudican a niños, jóvenes y a la población en general…”.

Lógica llana: por basar su argumentación en una premisa tan falsa, el resto de su justificación se despeña en suposiciones, afirmaciones y conclusiones fantasiosas, increíbles inclusive para los niños que mal educan sus vulnerables defendidos.

cmarin@milenio.com