El asalto a la razón

En alto riesgo el tercer peritaje

Los voceros de los deudos del caso Iguala vencieron su desconfianza en un tercer peritaje en el basurero de Cocula cuando los expertos independientes de la CIDH dijeron que no se oponen, para que se despejen las dudas en torno al sitio donde la PGR sostiene que los cuerpos fueron quemados hasta su carbonización.

Eso no quiere decir que los especialistas de México y el mundo que fueron convocados para integrar un equipo colegiado consigan despejar la incógnita con solo estudiar ese lugar, casi un año y medio después de ocurrido el atroz asesinato en masa.

Pero si el experto José Luis Torero acudió pasado un año y le bastaron 20 minutos de visita para concluir que allí no funcionó un "crematorio", lo más probable es que los nuevos estudiosos no resistan ver in situ si hubo o no un quemadero.

Hace algo más de tres semanas en este espacio se arriesgó la propuesta de que la PGR y el Ejército custodiaran un lugar fácilmente saboteable.

Ayer, el reportero José Antonio Belmont constató que el basurero sigue siendo tierra de nadie.

Basta una pipa de diésel para que el nuevo estudio se chingue.

cmarin@milenio.com