El asalto a la razón

Un aeropuerto de calidad

En 2012, con cada una de sus dos terminales atendiendo a la mitad del total, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México dio servicio a 29 millones 491 mil 533 pasajeros, tres millones 122 mil 692 más de la cifra que arrojó 2011.

Si se toma en cuenta que su máxima capacidad es para 32 millones de viajeros al año (quizá eso sumará y lo que va de 2013), no solo está “saturado”, como dijo ayer el secretario Gerardo Ruiz Esparza, sino que más bien está a punto de reventar.

Tras el desastre de la pretendida expropiación de terrenos durante el foxiato, los macheteros de San Salvador Atenco dejaron advertido que no solamente no habría un aeropuerto en sus tierras, sino que impedirían se hicieran obras en las que, por fortuna, tiene la Federación.

Y como el actual ocupa 750 tristes hectáreas pero, aledañas, la Nación posee otras invaluables ¡cinco mil!, los atenquenses deben olvidar su incomprensible amenaza (habrá un auge de empleos para toda la zona) y la capital tendrá, por fin, un aeropuerto internacional de calidad mundial.

cmarin@milenio.com