El asalto a la razón

... Y ni pío de los alcahuetes

Anoche, con Carlos Zúñiga en Las diez de MILENIO, Héctor Aguilar Camín dejó planteada la paradoja de que la humillación a profesoras y profesores chiapanecos ocurriera bajo el pretexto de un problema dizque "educativo".

Y es que lo menos que tiene como propósito la lucha del movimiento vergonzantemente político y tramposamente llamado Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, instigador del vandalismo y los ataques a la dignidad de las personas, es algo que pueda mejorar la calidad de la enseñanza.

De hecho, al tratarse de maestros (más bien maletas) pagados por el erario, son para efectos de ley (como antier se apuntó en este espacio) "servidores públicos" que cometen, entre otros delitos (vandalismo, ataques a las vías de comunicación...), graves violaciones a los derechos humanos.

Y la duda persiste: ¿calladitos se ven más bonitos los alcahuetitos de Amnistía Internacional, Human Rights, los centros de Derechos Humanos Bartolomé de las Casas, Miguel Agustín Pro y el deplorable Tlachinollan?

cmarin@milenio.com