El asalto a la razón

Ruleta rusa en Michoacán

Si, como publican en estas páginas Juan Pablo Becerra-Acosta, Liliana Padilla y Marco Antonio Coronel, Los Viagra son señalados como probables “sicarios y extorsionadores” que trabajaron para Los caballeros templarios pero, ante el surgimiento de las autodefensas y avizorando su crecimiento, se pasaron a la banda Jalisco Nueva Generación, y ahora se camuflan entre los paramilitares que comanda Luis Antonio Torres, apodado Simón El Americano, el Ministerio Público no podrá procurar justicia si nadie se atreve a denunciarlos de manera formal.

Lo pudo, en cambio, hacer ayer contra otro comandante de civiles armados, el célebre Hipólito Mora, sobre quien pesa la acusación de haber ordenado los asesinatos, el jueves reciente, de otro de los líderes de ese tipo de grupos, Rafael Sánchez Moreno, alias El Pollo, y del ejidatario (productor de limones) José Luis Torres Castañeda.

El Americano y su gente fueron contenidos por la Policía Federal este lunes, cuando quisieron irrumpir en La Ruana para echar a Hipólito Mora.

¿Quiénes diablos son los buenos y los malos en Michoacán?

cmarin@milenio.com