El asalto a la razón

Provecho de la desgracia

Se antoja chiste cruel o bullying el regocijo de Kate del Castillo por la desgracia en que se encuentra el sujeto a quien atribuye cualidades tan virtuosas que lo imagina capaz de convertirse en “héroe de héroes”.

La eventual extradición de Joaquín Guzmán Loera la pone feliz: “La noticia de hoy de que El Chapo podría ser extraditado a Estados Unidos es una buena noticia, ya que permitiría a mi equipo mayor acceso a él para contar con una imagen completa y precisa de su increíble vida y trabajo”, señaló Del Castillo en una declaración a The Associated Press.

Sin embargo, el “mayor acceso” de la señora (con equipo cinematográfico) a una cárcel estadunidense le resultará mucho más difícil de lo que fue verlo en el Triángulo Dorado.

Del Castillo quedó bajo incómodos reflectores desde que se conoció su cruce de mensajes y encuentro con El Chapo en vísperas de la recaptura y, aunque la actriz lo niega, se investiga si recibió dinero del narcotraficante.

Pero no todo es desfavorable para ella: si insiste en acercarse otra vez al criminal, tiene al menos la ventaja de no necesitar de Sean Penn...

cmarin@milenio.com