El asalto a la razón

La Profepa, instrumento del PVEM

Lejos de reflejar genuina preocupación por animales en cautiverio, el “aseguramiento” de un centenar de ejemplares de distintas especies en el zoológico de un diputado panista en Tehuacán por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente hiede a otro sucio negocio electorero de la mancuerna PRI-Partido Verde.

El propietario (Sergio Gómez Olivier) es un ferretero próspero (heredó de su padre la que hoy es la mayor distribuidora de materiales ferrosos en la región) y, ¡vaya casualidad!, luego de 17 años de satisfacer los requisitos e inspecciones tanto de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales como de la Profepa, se le presenta como alguien que maltrata y trafica a los animales en los que gasta 200 mil pesos mensuales.

Célebre atracción turística en aquella cabecera municipal, su zoológico ha logrado la más exitosa reproducción de felinos en Latinoamérica, y hasta la mismísima Profepa le ha endosado animales que tenían capos de la delincuencia organizada.

Para documentar el pesimismo: la delegada estatal de la Procuraduría milita… en el Partido Verde.

cmarin@milenio.com