El asalto a la razón

Privatiza la CNTE la enseñanza

La prometida (para el próximo lunes) vuelta a clases de la disidencia magisterial en Chiapas deja como saldo los atropellos al libre tránsito y el desquiciamiento de la vida colectiva con sus tomas de casetas, calles, plazas y oficinas federales y estatales; el bloqueo a la planta de abastecimiento de Petróleos Mexicanos en la capital estatal y 285 toneladas de basura.

También la pérdida de más de 100 millones de pesos en todo tipo de establecimientos y el despido de alrededor de 400 trabajadores.

A los profes les llevó ¡tres meses! hacerla de tos, y todo para terminar fracasando en su retrógrado empeño de echar abajo la reforma educativa.

Todo eso, sin embargo, sería “lo de menos” frente al abandono en que dejaron a un millón 200 mil niños y jóvenes.

La patraña de que la reforma implica la “privatización de la enseñanza” se hace real: casi 300 mil niños fueron puestos literalmente a salvo de la CNTE por sus padres… en escuelas particulares, algunas de las cuales aumentaron sus matrículas hasta en 30 por ciento.

cmarin@milenio.com