El asalto a la razón

Previsible: saldrán de todo control

En los minutos inmediatos a la toma de un ¡cuarto! ayuntamiento pese al compromiso suscrito hace dos lunes (27 de enero) de dizque “institucionalizar” a los 15 o 20 mil civiles justicieros de Michoacán, el vocero de todos, Estanislao Beltrán, aceptó no tener idea de quiénes eran los quizá 200 que se hicieron de la cabecera de Gabriel Zamora, e inclusive aventuró que pudiera tratarse de malandros.

Luego reconoció que eran autodefensas (al parecer procedentes de Tepalcatepec, Buenavista Tomatlán y Tancítaro).

También ayer, el efímero “vocero” José Manuel Mireles afirmó que la senadora perredista Iris Vianey Mendoza es templaria, pero no solo, sino que el ex gobernador interino priista, Jesús Reyna, hoy de nuevo secretario de Gobierno, también lo es.

En noviembre, los gobiernos estatal y federal prometieron que impedirían el avance de esos grupos inconstitucionales.

No cumplieron.

Y habiéndose comprometido esas otras repentinas fuerzas armadas a “institucionalizarse”, antes de Gabriel Zamora tomaron Los Reyes, Peribán y Tocumbo.

Fatalidad inevitable: todo grupo paramilitar termina quedando fuera de control.

cmarin@milenio.com