El asalto a la razón

El PRD acertó al apoyar el pacto

Convencido (como se lo dijo anoche a Carlos Puig en MILENIO Tv) de que este lunes fue “un día negro” porque se promulgaron las nuevas leyes en materia de energía, y esperanzado en que una consulta ciudadana eche abajo lo que hoy es constitucional, Jesús Zambrano se muestra sin arrepentimiento alguno de haber suscrito el Pacto por México en que se cimentaron las reformas estructurales.

“Mientras estuvimos logrando acuerdos y sacando adelante reformas que le sirvieron al país, nosotros estuvimos ahí sentados, y no me arrepiento de haber participado”, dijo en el programa En 15.

Y es que el PRD que dirige no solo apoyó ese pacto, efímero pero trascendental, sino que fue su activo promotor.

Las reformas en que desembocaron los 95 compromisos originales acabaron, guste o no, con más de tres lustros de parálisis legislativa y amodorramiento nacional.

Y si no la energética, Zambrano y sus camaradas apoyaron reformas tan medulares como la educativa, la de telecomunicaciones y la financiera, lo cual no es poca cosa para que el PRD se mantenga como una opción política respetable.

 

cmarin@milenio.com