El asalto a la razón

Muera todo menos internet

Un grupo que se ostenta como Secta Pagana de la Montaña (“y grupos afines”) reivindicó la colocación de bombitas en nueve unidades del Mexibús (cinco dispositivos se cebaron).

Son primos de quienes, con el pretexto de “defender a los animales” (generalización que incluye insectos, arácnidos y otros bichos letales), vienen haciendo explotar artefactos en sucursales bancarias, tiendas, agencias automotrices y otros establecimientos; terroristas que la madrugada del sábado hicieron estallar los que pusieron en autobuses del Estado de México, parientes lejanos (o no tanto) de quienes militan en el demencial Estado Islámico.

Hacen alarde:

“El ataque coordinado entre varios grupos se posiciona en contra de la civilización, y esto fue una muestra  de nuestro rechazo y repudio en contra (sic) del frenético avance del desarrollo moderno…”.

Ante tal confesión, a estos ridículos pero peligrosos paganos montañeses cabe imaginarlos alérgicos a la rueda, a los focos, a la escritura pero… nada pendejos como para prescindir de internet.

 

cmarin@milenio.com