El asalto a la razón

Memoria, honra y deshonra

El remitente se identifica, pero pide:

“Por favor no mencione mi nombre si hace algún comentario…”

Escribe sobre lo publicado ayer aquí a propósito de las demostraciones callejeras a ocho meses del asesinato de los jóvenes de Ayotzinapa y cuya memoria, se opinó, es deshonrada por quienes usan el crimen para fines que nada tienen que ver con la justicia:

“Tengo 75 años y leo a diario sus comentarios de la sección de firmas de milenio.com, y me gusta mucho su visión de los temas que escribe, pero dígame con honestidad: ¿Cree que estos muchachos murieron con honor? Hasta donde he leído, ellos no fueron secuestrados de su escuela normal, sino enfrentados en un camión robado. No hay ningún honor en su desaparición. ¿Y el asesinato de Gonzalo Rivas, quemado vivo por los normalistas que incendiaron a propósito la gasolinera donde trabajaba? ¿Lo asesinaron cruelmente con honor…?”

José Balderrama, lector también, comenta:

“No puedo estar en más acuerdo con usted sobre el escrito de hoy...”

Y más en el mismo sentido, ninguno en contra.

cmarin@milenio.com