El asalto a la razón

Un 'Laberinto' para Luis

El editor José Luis Martínez (acaba de publicar en Grijalbo El día que cambió la noche/ Memorias de un noctámbulo en la Ciudad de México) dedica la portada de nuestro Laberinto de mañana a Luis González de Alba, en que se revelan algunos rasgos íntimos y afectivos; el amor por Grecia y sus traducciones del poeta Kavafis (así lo escribía él, con K) de El Lábaro en el 68.

De Rogelio Villarreal, el hombre a quien Luis confió poner en orden los materiales de divulgación científica que dejó a Rafael Pérez Gay para tomar forma de libro en Cal y Arena, José Luis obtuvo la colaboración especial Hallarás otras tierras…, donde conoceremos la pasión que tuvo por la física cuántica, la historia, la filología.

“Era un sabio a la manera clásica y no tenía ningún reparo en hablar de su soledad o de la búsqueda infructuosa de un hombre joven al que había conocido en unos baños de vapor…”, cuenta Rogelio, anticipándonos que se publicará un texto inédito sobre el 68 y Tlatelolco.

Laberinto de mañana. Felicidades, querido José Luis.

cmarin@milenio.com

El editor José Luis Martínez (acaba de publicar enGrijalbo El díaque cambió la noche/ Memorias de un noctámbulo en la Ciudad de México) dedica la portada de nuestro Laberinto de mañana a Luis González de Alba,en que se revelan algunos rasgos íntimos y afectivos; el amor por Grecia y sustraducciones del poeta Kavafis (así lo escribía él, con K) de El Lábaro en el 68.

De Rogelio Villarreal, el hombre aquien Luis confió poner en orden los materiales de divulgación científica quedejó a Rafael Pérez Gay para tomar forma de libro en Cal y Arena, José Luisobtuvo la colaboración especial Hallarás otras tierras…, donde conoceremos la pasión que tuvo por la físicacuántica, la historia, la filología.

“Era un sabio a la manera clásica yno tenía ningún reparo en hablar de su soledad o de la búsqueda infructuosa deun hombre joven al que había conocido en unos baños de vapor…”, cuenta Rogelio,anticipándonos que se publicará un texto inédito sobre el 68 y Tlatelolco.

Laberinto de mañana. Felicidades, querido José Luis.