El asalto a la razón

Los Kramer de Veracruz

Enconado y sañudo como todo pleito de familia, el que trae desgreñados a los Yunes de Veracruz no es por la vulgar ambición de quedarse con las alhajas y tiliches de los abuelos.

Obsesionados por chapalear en el lodazal del poder, dos primos carnales ambicionan alzarse con la gubernatura del estado.

Panistas unos, priistas otros y varones todos, hacen el oso de parodiar en serio la hollywoodesca guerra Kramer contra Kramer.

Ex secretario jurídico del PRI, ex director del Issste y ex titular de prisiones federales que emigró al PAN, Miguel Ángel Yunes Linares es padre del alcalde de Boca del Río, Miguel, y del senador Fernando Yunes Márquez, ambos también panistas.

Pretendiente al trono jarocho, Yunes Linares es primo de su rival por el PRI, el senador Héctor Yunes Landa.

La política envenenó la coincidencia genética, pero siguen ligados por el convenenciero interés electoral.

De ganar uno u otro la gubernatura, es previsible que los rencores lleven a venganzas que resentirá el resto de la parentela pero, sobre todo, la totalidad de sus paisanos.

 

cmarin@milenio.com