El asalto a la razón

IPN: Así nada será "resolutivo"

Los prolegómenos del primer encuentro en busca de una solución al problema planteado por la comunidad politécnica revelaron ayer fragilidades esenciales de conocimiento y argumentación en la parte estudiantil que dejan poco espacio al optimismo:

Ninguno de los jóvenes tiene facultades resolutivas porque todo lo que acuerden con los representantes del gobierno federal tendrán que someterlo a votación en asambleas… pero demandaron que los integrantes de su contraparte las tengan para satisfacer a plenitud su pliego petitorio.

Sospechosistas, desconfiaron de que figuren dos egresados del IPN entre los 15 representantes oficiales, y cabe (más allá de los méritos de los cuestionados) preguntar a quiénes quieren como sus interlocutores: ¿a puros egresados de otras instituciones públicas (UNAM, UAM, etcétera) o, peor, de las universidades privadas?

La presencia de un notario, dijo uno, les puede garantizar algo así como… ¡certeza jurídica!

Alguien debió decirles que de algo sirve contar con asesores…

cmarin@milenio.com