El asalto a la razón

¿El INE o plantón en Reforma?

Movimiento Ciudadano, partido habituado (al igual que otros chiquilines de indescifrable “izquierda”) a colgarse del PRD, acogió a Marcelo Ebrard como quien sin duda el ex jefe de Gobierno del DF es: su principal candidato a una diputación federal.

La decisión habla bien de otro hábil ex priista (de los que juegan con temeridad pero no comen lumbre), Dante Delgado, quien tuvo además el acierto de volver al diálogo con el INE (como lo hicieron también PAN, Partido Humanista y Encuentro Social), con lo que se atempera la embestida partidocrática en que estaban empeñados siete partidos de oposición y que dejó ver la ominosa intención de dinamitar una vez más una de las instituciones más confiables de los mexicanos.

En la carta que ayer hizo pública el presidente consejero, Lorenzo Córdova, recordó a los rejegos el corrosivo propósito de quienes pretenden que no haya elecciones, y recurrió a una obviedad que debieran reconsiderar PRD, PT y Morena: “Solo a las corrientes más antidemocráticas conviene la interrupción del diálogo…”.

 

cmarin@milenio.com