El asalto a la razón

Fiables, las vacunas del IMSS

El fallecimiento de dos bebés y la hospitalización de 29 luego de ser vacunados en Simojovel, Chiapas, contra la hepatitis, en una clínica  del Instituto Mexicano del Seguro Social, hizo temer algo peor que la tragedia ocurrida en la guardería ABC.

No por fortuna: la causa del trágico y dramático incidente, informa su director general, fue una “contaminación externa” de bacterias, y en abono de su aseveración está el hecho de que la misma vacuna, desde octubre del año pasado, ha sido aplicada en decenas de miles de niños, y que en la localidad referida fueron vacunados 52 menores de seis meses, 21 de los cuales no presentaron problema alguno.

Alivia saberlo.

Gobernado por usos y costumbres, el municipio autónomo zapatista (lo que complica más la operación estatal y federal) de Simojovel es una entre las miles de comunidades indígenas de mayor atraso, pero también otra de las muchas en donde la población confía en el IMSS, la principal institución de salud pública de México, que aplica al año algo más de 35 millones de vacunas…

cmarin@milenio.com