El asalto a la razón

Espaldarazo a los asesinos

La imposición del mando único policiaco en 15 municipios de Morelos desata descalificaciones contra el gobernador Graco Ramírez.

Debatible y eventualmente asunto de controversia constitucional, como aduce el alcalde de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, el tema es aprovechado por activistas progres que, con aparente solidez argumentativa, alientan el rechazo.

Lo deplorable es que, quizá por ingenuidad, los opositores al mando único apuntalen la posibilidad de que los grupos criminales afiancen su poder en casi la mitad de los 33 municipios morelenses y que Guerreros Unidos controle Cuernavaca, según afirman las autoridades federales, el gobernador y su comisionado de Seguridad Pública.

Porque, a menos que los gobiernos de la entidad y la República hayan inventado que esa organización y la de Los Rojos disputan Guerrero, el Estado de México y Morelos, la oposición sistemática (porque sí, porque no, por si acaso y por supuesto) al mando único es un vil espaldarazo a quienes desparecieron y muy probablemente asesinaron a los normalistas de Ayotzinapa.

 

cmarin@milenio.com