El asalto a la razón

Palabra de lectores

Patricia Segovia escribe:

“De no haber leído El asalto… (de lunes y martes), si tuviera facultades, yo habría aprobado la prostitución como un trabajo más. Cada quien es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera.

“No había reparado en los puntos que usted ha comentado, destacando la relación con la delincuencia organizada y la trata de personas.

“Que no lo consideren los padres constituyentes de Ciudad de México sería imperdonable...”.

Eric Reider, en cambio, piensa que “se debe regular y no dejar el asunto en la oscuridad. Seguir el ejemplo de Hamburgo y ser muy férreo en las regulaciones y cumplimento de ellas. De hecho en Hamburgo combinaron turismo con esta actividad”. 

July Petit, finalmente, considera que la legalización “se debe evaluar y considerar, en especial porque hay policías que piden a las prostitutas de la calle un moche por dejarlas trabajar y no llevárselas...”.

Opiniones diversas que vale la pena tomar en cuenta, sobre todo ante la probabilidad de que la Constitución de la capital del país resuelva si esa actividad es “trabajo” reconocible o “explotación” criminal.

cmarin@milenio.com