El asalto a la razón

Dinero limpio contra dinero “templario”

En Morelia, el Presidente de la República informó ayer que Michoacán recibirá un apoyo adicional de 45 mil 500 millones de pesos para impulsar el desarrollo económico y social de la entidad.

Primero fue lo primero: asegurar el control territorial y minar el poder de las bandas criminales, empezando con la liberación del tránsito por las carreteras del estado, la recuperación de la mina de oro de los templarios, que era el puerto Lázaro Cárdenas, y el restablecimiento de la paz pública en Tierra Caliente (esto último inimaginable sin la contribución, por buenas o sospechosistas razones, de los grupos de autodefensa).

Si se toma en cuenta que para 2014 el presupuesto de la entidad es de 57 mil 641 millones 44 mil 777 pesos, los 45.5 mil adicionales casi duplican lo que puede hacerse, pero no solo para lo más elemental de que debiera ocuparse cualquier gobierno, garantizar la seguridad de la población (en este caso formar las nuevas corporaciones policiacas), sino para recomponer el tejido social que se pudrió porque en él anidó la delincuencia.

cmarin@milenio.com