El asalto a la razón

Diabólica "homilía" sobre las elecciones

Para el obispo de Veracruz, Luis Felipe Gallardo Martín, la derrota del PRI en la elección de gobernador en esa entidad se debe a que el gobierno de Peña Nieto impulsa la reforma para que las parejas del mismo sexo gocen en todo el país de la garantía constitucional a contraer matrimonio.

Según sus cálculos (no dio a conocer algún estudio ni la metodología que le hizo llegar a tan agraviante suposición), 99 por ciento de la población nacional es “normal” y el resto no.

Planchado el Ejecutivo, se fue sobre el Judicial:

Fue “un error”, dijo, que la Suprema Corte reconociera ese derecho a las personas lesbianas, homosexuales, bisexuales, transgénero, transexuales, intersexuales y pansexuales.

Peña Nieto, recargó, “levantó una polvareda en todo el país y en las redes sociales”, porque son los heterosexuales quienes hoy padecen las denuncias de homosexuales “que se sienten discriminados”.

Y repitió una patraña indigna de su ministerio: “No son normales, eso viene por una mala educación desde pequeños, no es una cuestión biológica, es culpa de los padres…”.

cmarin@milenio.com