El asalto a la razón

Deporte "civil" y dinero público

El conflicto entre el Comité Olímpico Mexicano y el comisionado nacional del Deporte no es difícil de entender: las federaciones deportivas prefieren la opacidad, no la transparencia, y patalean para que se les permita continuar operando con impunidad.

A partir de denuncias presentadas ante la Conade, Alfredo Castillo hizo lo que tiene obligación de hacer: solicitar auditorías para saber lo que, como asociaciones civiles, hacen con el dinero público.

¡Sacrilegio!, gritan los caciques del deporte que corrieron a gimotear ante el Comité Olímpico Internacional, y amenazan con escalar el pleito al grado de que los deportistas mexicanos no lleven la bandera nacional en los juegos de Brasil.

Lo cierto es que las federaciones (verbigracia las de fut y basquetbol) chapalean en corrupción, pero se escudan en la figura civil para no ser auditadas.

La solución del problema es de lo menos complicado: basta con que se abran a la transparencia y exhiban sus registros para que se acabe el pleito.

cmarin@milenio.com