El asalto a la razón

Crimen de Estado en Oaxaca

El asalto a las oficinas de la sección 59 del magisterio de Oaxaca por hampones de la rival (y tumultuaria) sección 22 responde a la línea que tiró el gobernador Gabino Cué antier: "Que quede claro, vamos a tener que hacer un ejercicio de concientización" contra quienes... ¡imparten clases!

Con inaudito descaro, el secretario de Organización de la 22, Francisco Villalobos Ricárdez, dio una conferencia para confesar ante los medios que el delito cometido por sus compinches responde a "principios rectores" de su agrupación, a fin de "reorganizar la actividad política y sindical...".

Hace dos semanas, otro piquete de maleantes de la misma temible 22 ("somos docentes, no delincuentes", suelen corear) tomó a garrotazos, tubazos, pedradas y cohetones la escuela Monte Albán que quisieron preservar madres y padres hastiados de que sus hijos sean usados por los activistas de la CNTE para obtener prebendas.

Con la complicidad policiaca, el apoyo lacayuno del instituto de educación estatal y la advertencia del gobernador Cué, todo apesta a un indiscutible y miserable crimen de Estado...

cmarin@milenio.com