El asalto a la razón

Ciro, el documento y los elusivos

“La coincidencia entre los hechos descritos en el reporte y lo ocurrido es muy impresionante”, escribió Ciro Gómez Leyva el viernes reciente, en su cuarta entrega sobre el documento que dio a conocer en La historia en breve, a propósito de un par de encuentros entre líderes templarios y el equipo de campaña electoral del actual gobernador de Michoacán, Fausto Vallejo.

Impresionante, sin duda, en el contexto de un estado que se antoja fallido.

Si lo revelado no lo aclaran y/o desmienten pronto (ya va siendo tarde) los elusivos funcionarios implicados, aquello de “quien calla otorga”, para efectos de percepción, vuelve certeza la verosimilitud del escrito.

El 16 de marzo de 2012, Juan García Bravo, “asesor”, reportó a su entonces jefe y secretario de Seguridad Pública de Michoacán, Elías Álvarez Hernández (hoy en el equipo del doctor Manuel Mondragón en la Policía Federal, apunta Ciro), dos probables reuniones de Jesús Reyna García (a la sazón coordinador de campaña de Vallejo, luego secretario de Gobierno, gobernador interino y es de nuevo secretario de Gobierno) con Nazario Moreno, El Doctor, y Servando Gómez, La Tuta, celebradas en julio y octubre de 2011. En la primera también habría estado Saúl Solís Solís, El Lince (quien buscó una diputación federal por el Partido Verde en 2009 y fue capturado por el Ejército en septiembre de aquel año).

Los encuentros, dice el informe, fueron en el rancho El Jabalí, de la comunidad de Las Cruces, en Tumbiscatío, y Reyna estuvo en ambos acompañado por el hoy presidente municipal de Tepalcatepec (entonces candidato), Guillermo Valencia Reyes, y del líder de la Coordinación de Trabajadores Transportistas de Michoacán, José Trinidad Martínez Pasalagua (en la de octubre se incluye a Armando Ballinas, actual secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública).

¿Tema?: la “fuente de información” de García Bravo le refirió que El Doctor y La Tuta se comprometieron a apoyar a los candidatos del PRI, y que acordaron que Reyna “sería el próximo secretario de Gobierno”; que prepararían “la estrategia electoral con los municipios y desde ahí operarían sus cuadros para preparar el terreno para 2015 pero, si se da el caso de que el Gordito (Fausto Vallejo) se va antes, nos colamos para ser interinos a la gubernatura del estado...”.

Del relato de marzo de 2012 sobre las reuniones de julio y octubre del año anterior sobresale un dato perturbador: para el gobierno calderonista, Nazario Moreno, alias El Chayo, El Doctor o El más Loco, fue muerto en un enfrentamiento con la PF en diciembre de 2010 (siete meses antes de los encuentros que implican a Reyna).

Pero al anuncio del fallecimiento le hizo falta… ¡el cuerpo! del occiso.

Lo hizo Alejandro Poiré como vocero de Seguridad Nacional: “Diversos elementos de información, obtenidos durante el operativo, coinciden en señalar en que el día de ayer cayó abatido…”.

Conocedor, Juan Pablo Becerra-Acosta cuenta que en Michoacán dan por vivo a Nazario Moreno, quien habría planeado su falsa “muerte” y se hace llamar Ernesto Morelos Villa…

cmarin@milenio.com