El asalto a la razón

En CU también actúan malandros

En vísperas del incidente del sábado en CU (un herido de bala por un agente golpeado hasta con un tabique, que quiso disuadir a más de 20 de quitarle su pistola disparando “al aire”), una alumna de pedagogía (Facultad de Filosofía y Letras) fue despojada de su celular por un maleante que la amenazó con acuchillarla.

Por eso, la Agencia Especializada para la Atención de la Comunidad Universitaria de la Procuraduría del DF realizó el fallido operativo, con un oficial secretario, un perito en fotografía y otro en criminalística, apoyados por el policía que fue ya consignado.

En dos años se han abierto ¡360! averiguaciones previas, 289 por denuncias de atracos parecidos al que sobrevivió la joven (20 años) futura pedagoga en el paradero del Pumabús, todos perpetrados en el campus universitario.

Ninguna investigación, sin embargo, debe hacerse con personal armado, pero la UNAM, por autónoma que sea, tampoco es nido intocable de la delincuencia.

Ahora, aguas con quienes, como en la intentona de ayer contra la Rectoría, usan lo que sea para demoler instituciones.

 

cmarin@milenio.com