El asalto a la razón

Consulta inviable

Se comprende que, para no atizar los ánimos, funcionarios y políticos decisivos en la aprobación de la reforma energética no lo hayan dicho con la crudeza con que se atreve Luis Carlos Ugalde, ex consejero presidente del Instituto Federal Electoral: la consulta que promueven los partidos y las distintas facciones de la llamada izquierda crea expectativas… falsas.

Un engaño, pues.

Ese tipo de sondeos, dice, aplica para asuntos que están en perspectiva, no en retrospectiva, menos aún para echar abajo reformas constitucionales.

Hace notar que, en el dictamen de ley sobre consultas turnado al Senado por la Cámara de Diputados, no se contemplan opiniones ciudadanas ni revocaciones de reformas constitucionales, sino solo legales; es decir, únicamente leyes derivadas de la Constitución.

¿Alguien imagina que las mismas mayorías legislativas que aprobaron la reforma constitucional energética aprueben una ley que anule las decisiones del Poder Constituyente Permanente, que no se limita al de la Unión, sino comprende a la mayoría de las legislaturas estatales?

¡Pues vaya imaginación!

cmarin@milenio.com