El asalto a la razón

AMLO y su desaire a Miguel Barbosa

Se puede anticipar que Andrés Manuel López Obrador dará a Morena en 2015 los votos que garantizarán tanto la conservación del registro de su partido como las diputaciones federales y locales para levantar su tercera plataforma en pos de la Presidencia en 2018.

Continuará neceando, eso sí, en apostar a la catástrofe nacional y mandar al diablo a las instituciones, y mucha gente (más uno que otro medio “crítico”) lo seguirá por su liderazgo carismático, mesiánico y populista.

Luego de los descalabros de 2006 y 2012, el cuidado que requiere su salud y el avance de su edad, puede preverse también que le será menos fácil aproximarse a la cúspide.

Pese a todo, seguirá conduciéndose dentro de los cauces legales, lo cual es muy sano en una democracia impensable sin quienes piensan como él.

Ahora que, si de menosprecios se trata, para el lector José Rade, el que AMLO aplicó antier al presidente de la Mesa Directiva del Senado, Miguel Barbosa, “es el karma de los perredistas: son los mismos que desairaron a Calderón como Presidente…”.

Gulp.

 

cmarin@milenio.com