Fake news: mentiras virales

Hay 70 por ciento más probabilidades de retuitear noticias falsas (fake news) a las verdaderas.

Los rumores falsos en Twitter alcanzan los mil 500 usuarios seis veces más rápido que los tweets con notas verídicas, según un estudio del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), publicado en la revista Science.

Las fake news son "historias falsas que parecen noticias, dadas a conocer en internet u otros medios, que se crean normalmente para influir en opiniones políticas o como una broma" (Cambridge Dictionary).

Casi la mitad de la población estadounidense dijo percatarse de noticias falsas en internet, Facebook o Twitter por lo menos una vez al día y seis de cada 10 personas dijeron sentirse confundidas (Statista).

Las noticias falsas pueden generar dudas, confusión, psicosis y afectar la percepción que se tiene sobre cualquier tema o persona, por lo que haremos tres reflexiones en torno a ellas y sus implicaciones.

Primero, se viralizan más rápido, tienen mayor penetración y son más populares.

Las fake news pueden difundirse entre mil y 100 mil personas, mientras que las notas verdaderas apenas superan a los mil usuarios.

Son percibidas como algo más nuevo que las verdaderas y motivan más reacciones. Los rumores falsos provocan respuestas como miedo, disgusto o sorpresa. Las noticias verdaderas generan anticipación, tristeza, alegría o confianza.

Segundo, las viralizan los bots y también los humanos.

La investigación del MIT analizó 126 mil rumores que fueron compartidos en Twitter, por tres millones de usuarios, en más de 4.5 millones de ocasiones, de 2006 a 2017. Concluyeron que los bots difunden por igual las noticias verdaderas que las falsas.

Los rumores se difunden más rápido y con mayor penetración en redes sociales que las notas con sustento. Los bots ayudan a esparcir las fake news pero los humanos también contribuyen a hacerlas virales más rápido.

Tercero, las noticias falsas sobre política son las que más rápido se difunden y se viralizan.

Llegan a 20 mil usuarios seis veces más rápido de lo que se tarda una nota falsa, de cualquier otro tema, para alcanzar a 10 mil usuarios.

Las noticias falsas se vuelven atractivas porque representan la posibilidad de compartir información nueva, que parece valiosa, dándole popularidad a quien las difunde o un estatus de tener datos más especializados, un tanto secretos o que parecen venir "de adentro".

Lo novedoso ayuda a comprender mejor el mundo y contribuye a la toma de decisiones, así que las fake news resultan muy atractivas para mostrar conocimiento, ganar seguidores o popularidad en redes sociales.

En ocasiones, muchos comparten las noticias sin saber si son ciertas ni haberlas leído, al dejarse llevar por el momento, un título llamativo o por lo que parece viral aunque hay quienes sí difunden las fake news sabiendo sus implicaciones.

Ya que las redes sociales son una fuente de información, cada usuario se vuelve un potencial comunicador, por lo que debemos ser responsables con lo que compartimos porque pueden ser determinantes para un proceso electoral, una situación de crisis o una emergencia.


@carlosjguizar