Contrastes

Los padrinazgos de Aguilar y Giorgana 

La designación de Jorge Aguilar Chedraui y Víctor Manuel Giorgana como coordinadores de las bancadas del PAN y PRI, respectivamente, en la siguiente Legislatura arroja nuevas señales políticas en nuestra entidad.
Aunque el nombramiento de Jorge Aguilar no fue tan sorpresivo como el de Víctor Giorgana al frente de su bancada, confirma el distanciamiento entre el gobernador, Rafael Moreno Valle, y el exsecretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla.
Era inimaginable hace tres años que Fernando Manzanilla hoy estuviera tan lejos del mandatario y de las decisiones políticas relevantes en la entidad pero las circunstancias lo han llevado a una posición incómoda dentro del grupo de poder.
También queda claro que el mandatario confía más en Jorge Aguilar Chedraui que en la diputada electa, Patricia Leal Islas, porque ésta no pudo arrebatarle la posición al exsecretario de Salud.
El nombramiento de Jorge Aguilar como coordinador de bancada lo pone a la altura del presidente municipal electo, Antonio Gali, para competir por la candidatura del PAN a la gubernatura en el 2018 o como el principal aspirante a la candidatura a la presidencia municipal de Puebla.
Jorge Aguilar esperó pacientemente y supo colocarse en el ánimo del mandatario al grado de desplazar a varios integrantes de su grupo cercano y hoy representa los intereses del mandatario en el Congreso.
Sin embargo, lo más destacado de los nombramientos fue el hecho de que Víctor Manuel Giorgana haya arrebatado de último minuto la coordinación de la bancada del PRI al diputado electo, José Chedraui.
¿Qué ocurrió?
Pocos saben a ciencia cierta en qué momento Pepe Chedraui perdió la coordinación pero es evidente que no debe tomarse como una derrota política porque aún falta por designar la dirigencia estatal del PRI.
Nadie debe perder de vista que el dirigente estatal del PRI puede armar toda la estructura electoral para las elecciones del 2015 y en el cargo de coordinador de la fracción tricolor no podría desempeñar esa función.
Pronto habrá noticias sobre Pepe Chedraui y sus nuevas tareas en el Partido Revolucionario Institucional. Así que quienes toman la designación de Víctor Giorgana como una derrota para Pepe Chedraui pueden estar equivocados.
Y finalmente lo que genera mayores interrogantes es la forma en que Víctor Manuel Giorgana logró quedarse con la coordinación tricolor en la siguiente Legislatura.
Desde ayer se atribuyen diversos autores intelectuales como es la senadora, Blanca Alcalá Ruiz, el morenovallista Melquiades Morales Flores y hasta a la secretaria General del CEN del PRI, Ivonne Ortega.
Si la teoría de que la senadora  Blanca Alcalá es la responsable entonces su proyecto de ser candidata a gobernadora dará un paso gigante.
Si la teoría de que Melquiades Morales influyó en la designación entonces Rafael Moreno Valle habrá derrotado una vez más al PRI en la mesa al infiltrar a sus estructuras.
Pero si la teoría de que Ivonne Ortega es la autora entonces Giorgana se convertirá en un verdadero opositor a Rafael Moreno Valle.
Pronto habrá una respuesta a la interrogante.