Contrastes

La nueva universidad

Quienes pusieron verdadera atención al discurso de Alfonso Esparza Ortiz sobre la evaluación de sus primeros 100 días como rector de la BUAP, encontraron una serie de mensajes trascendentales y no sólo cifras.
Los que son capaces de leer entrelíneas captaron con claridad los ejes sobre los que se construye la nueva universidad.
Lo ocurrido ayer no fue un Informe, fue un balance sobre cómo desde el interinato, la campaña y los primeros 100 días se dejó atrás el pasado, se planeó el futuro, se definió el camino y el modelo con el que se alcanzará el objetivo de la nueva universidad.
El mensaje de Esparza Ortiz deja en claro que la vida política interna de la máxima casa de estudios estará en la Secretaría General, en ninguna otra parte. Y se hará con su propio sello y estilo.
Las áreas fortalecidas por el rector son sin duda alguna las vicerrectorías de Docencia, de Extensión, Secretaría General, Tesorería, Secretaría Administrativa, Comunicación, Dirección General de Obras y Secretaría Particular.
El control, supervisión y ejecución de programas, recursos materiales y humanos será debidamente administrativo por el equipo cercano a Alfonso Esparza.
En pocas palabras, el rector dejó en claro que asumió el control total de cada área de la máxima casa de estudios.
Y lo más interesante es que ahora él y sus colaboradores tienen en claro qué hará cada área para alcanzar el objetivo planteado.
Se terminó el tiempo de la indefinición y de la preparación de proyectos.
Ya existen metas claras con personas y áreas responsables que deberán entregar cuentas de manera pronta al rector y a los estudiantes,
Lo más valioso para los estudiantes es que la política interna y control sobre los recursos materiales y humanos estará encaminada a beneficiarlos a ellos.
El esquema de calidad total que se propone Alfonso Esparza es tan ambicioso que está pensado desde el aspirante. El innovador mecanismo de hacer doble examen permitirá a los jóvenes definir con claridad qué carrera quieren elegir y evitar deserciones.
El plan de acompañamiento será una pieza clave del desarrollo estudiantil de miles de estudiantes porque tendrá el apoyo total de su universidad.
Para Alfonso Esparza está claro que no basta con tener edificios modernos, ecologistas, mejor infraestructura y apoyos económicos, debido a que el estudiante necesita de un apoyo más cercano y personal.
La apuesta de Alfonso Esparza es muy alta porque se propone ambiciosos proyectos de infraestructura y, a la par, un esquema de calidad total para los aspirantes, estudiantes, trabajadores académicos y administrativos y para los jubilados.
Hoy ya no hay vuelta atrás.
El plan está trazado.
La nueva universidad empezó a construirse desde octubre y ayer se compartió a la sociedad.