Contrastes

Talavera con orden de reaprehensión

Pocos lo saben pero la más probable causa por la que Carlos Talavera Pérez fue consignado a un Juzgado Penal este fin de semana no fue por el homicidio en defensa propia que ocurrió en septiembre pasado, sino por una orden de reaprehensión que tenía en su contra desde el 9 de septiembre de 2011.
Griselda Adriana Herrera Flores vivió desde 1998 con Carlos Talavera Pérez pero en el 2005 estalló un pleito sentimental que llevó a una serie de acusaciones públicas sobre su vida privada.
La exesposa de Carlos Talavera presentó una denuncia penal en el 2005 contra el dirigente de comerciantes y procedió la querella por intento de homicidio. A partir de esa fecha se abrió el proceso penal 431/2005 en el Juzgado Octavo de lo Penal y en el 2006 se giró una orden de aprehensión contra Talavera Pérez.
Sin embargo, el aspirante a la dirigencia estatal del PRI promovió un amparo en el Juzgado Quinto de lo Penal con el que detuvo parcialmente el proceso y logró echar abajo en primera instancia la orden de aprehensión.
No obstante, la exesposa de Carlos Talavera volvió a solicitar que siguiera el proceso penal y el 9 de septiembre de 2011 el mismo Juzgado Octavo de lo Penal otorgó la orden de reaprehensión en su contra.
Hasta donde pudo averiguar este reportero, la orden de reaprehensión está vigente y se hizo efectiva una vez que concluyó el periodo de arraigo al que fue sometido Carlos Talavera por el homicidio ocurrido a fuera de su salón social al enfrentarse a balazos con delincuentes que asaltaban su negocio.
De tal forma que si alguien busca respuestas del porqué Carlos Talavera no ha conseguido hasta la fecha su libertad, pese a matar a un delincuente en defensa propia, debe buscar la respuesta en la denuncia de su exesposa porque su orden de reaprehensión fue confirmada por el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal del Sexto Distrito dentro del expediente 93/2012.
Por el momento la Procuraduría General de Justicia del estado se mantiene en total hermetismo para dar a conocer los pormenores de ambos procesos penales.
Quizá en el transcurso de este día quede aclarado por qué Carlos Talavera fue consignado.
En pocas horas se sabrá si Carlos Talavera está preso por el homicidio en defensa propia y si es el caso podría recuperar en pocos días su libertad cuando el juez penal fije una fianza, o si quedará recluido por la orden de reaprehensión que tiene en su contra desde septiembre de 2011.
No cabe duda que a esta historia le faltan aún muchas páginas por escribir.