Contrastes

PGJ va por Aurora González

Quienes pensaron que María Aurora González Tejeda y/o Aurora González de Rosas habría librado la acción de la justicia por la demanda presentada por el extitular de la SEP y hoy secretario General de Gobierno, Luis Maldonado Venegas, en el 2012 por el delito de usurpación de funciones, se equivocaron.
Hace unos días, el agente del Ministerio Público de la Zona Metropolitana Norte, que tiene a su cargo la averiguación previa AP-94/2012/DMZN-I, giró la orden de presentación contra la expresidenta de la Asociación de Padres de Familia.
Así que desde hace algunos días elementos de la Policía Ministerial de la PGJE siguen los pasos de la mujer que se atrevió a retar a uno de los hombres más poderosos de la administración estatal como es el secretario General de Gobierno.
Sin embargo, de alguna u otra forma Aurora González se enteró de la orden de presentación y decidió recurrir al amparo para evitar ser detenida por parte de los policías ministeriales y ser exhibida en público.
Y este miércoles 11 de noviembre en el Juzgado Cuarto de Distrito se emitió un fallo a favor de Aurora González para que no sea presentada con el uso de la fuerza pública por la orden girada por el Agente del Ministerio Público.
Dentro del resolutivo del amparo promovido por Aurora González se específica que debe depositar una fianza de dos mil pesos para que surta efecto la orden de que no sea presentada con el uso de la fuerza pública y que en posteriores audiencias se atenderá de fondo el amparo solicitado.
El procurador General de Justicia, Víctor Carrancá, y Luis Maldonado saben que lo único que ganó Aurora González es un poco de tiempo porque una vez que el Juzgado Federal tenga el expediente de la averiguación previa de la cual derivó la orden de presentación es muy probable que declare sobreseído el juicio de garantías.
Si algo caracteriza a la administración de Rafael Moreno Valle es su atinado uso de los recursos legales cuando se trata de castigar los excesos cometidos por funcionarios públicos, los exfuncionarios y aquellos como el caso de Aurora González que usurpó cargos.
Luis Maldonado Venegas ha sido paciente y sabe que muy pronto demostrará que no se equivocó al desmantelar una de las mayores redes de abuso de poder dentro del sistema educativo poblano.
No obstante el propio Luis Maldonado debería reflexionar sobre el hecho de que su esfuerzo quedó inconcluso porque siguen los mismos problemas en el manejo de las cuotas escolares y  las instituciones son objeto de saqueos por parte de otros padres de familia y en la SEP poco o nada se hace para seguir el combate a la corrupción.