Contrastes

Manoseo electoral

Las elecciones de este 2013 dejaron al descubierto que Puebla carece de órganos electorales confiables, libres y ajenos a los intereses gubernamentales.

Una y otra vez quedó al descubierto que el manejo del marco legal electoral en Puebla se manipula conforme a los intereses del dueño de la voluntad de consejeros y magistrados del Instituto Electoral del Estado y del Tribunal Electoral del Estado.

Cómo explicar que una vez que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) propinó un nuevo revés al IEE y otorgó el triunfo a Víctor Manuel Giorgana se haya manipulado la ley a la conveniencia de Puebla Unida.

Resulta burda la acción emprendida por el Consejo General para arrebatarle tres lugares a Movimiento Ciudadano, Partido Integración Social y Coalición 5 de Mayo para otorgárselas a los partidos que conformaron la coalición Puebla Unida.

En otras palabras salió a relucir todo el control que se ejerce sobre la voluntad de los consejeros electorales para que se otorgaran las diputaciones plurinominales por partidos políticos y no por coaliciones.

Es decir, según sea la conveniencia se puede interpretar a la ley para beneficiar a Puebla Unida con tres diputados más y castigar a Movimiento Ciudadano, el PRI y el PSI.

El manoseo electoral propiciado por la sumisión de los consejeros será nuevamente sometido al análisis del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y ahí no tienen nada garantizado.

Así que Julián Corona, autor del proyecto que beneficia a Puebla Unida, y Armando Guerrero Ramírez, presidente del IEE, aún no pueden cantar victoria.

Tampoco Silvia Tanús Osorio, Ignacio Alvizar Linares y Carlos Navarro Corro pueden dar todo por vencido porque aún faltan las batallas que se darán en el TEPJF.

Y mucho menos personajes como Cirilo Salas, Juan Carlos Mondragón y Sergio Moreno Valle Germán, pueden cantar victoria.

Quienes crean que ya son diputados deben esperar porque está demostrado que el IEE y el TEE perdieron toda la confianza por parte de los ciudadanos porque se ha demostrado que no son órganos electorales confiables.

El manoseo permitido por los consejeros y magistrados poblanos tendrán un alto costo para la democracia local porque está claro que cada uno de ellos tiene un dueño.

Es lamentable pero muy cierto.