Contrastes

Alfredo Arango gana amparo y frena sanción


Pese a estar recluido en su celda o en el cuarto de un hospital, el exsecretario de Salud en el sexenio marinista, Alfredo Arango García, logró frenar con un amparo el inicio de determinación de responsabilidades en su contra por anomalías halladas en la cuenta pública 2010 por un monto de 8 mil 464 millones de pesos.
La victoria de Arango García está sustentada en el fallo obtenido hace un par de días en el Tercer Tribunal Colegiado en Materia del Sexto Circuito sobre el proceso de la cuenta pública 2010.
Aquí parte del fallo: “SEGUNDO.- Se CONCEDE al quejoso Alfredo Arango García  la suspensión definitiva respecto del dictamen emitido el treinta y uno de julio de dos mil doce, por el Congreso del Estado en relación a la cuenta pública de la Secretaría de Salud del gobierno del estado para el ejercicio dos mil diez, en la que se dictaminó sobre recursos federales”.
Dicho dictamen refiere a las 225 inconsistencias encontradas por los empleados de la Auditoria Superior del Estado (ASE) de la  cuenta pública 2010 y corresponden a anomalías en la adjudicación directa de la compra de medicamentos, gastos sin documentación comprobatoria, fianzas de vicios ocultos y la carencia del padrón de contratistas.
En ese mismo reporte se estableció un daño patrimonial de 6 mil 658 millones de pesos más mil 805 millones de pesos de deficiencia administrativa.
Sin embargo, ahora el Congreso del Estado de Puebla deberá atender el fallo del juzgado federal para frenar el procedimiento de determinación de responsabilidades en contra de Alfredo Arango y se le deberá permitir entregar nueva información para tratar de justificar las 225 anomalías encontradas.
El tema sin duda generará algunos dolores de cabeza a las autoridades locales porque el marinista ganará tiempo para justificar algunos de los señalamientos que se realizaron en su contra.
La tarea también corresponderá al titular de la ASE, David Villanueva, para demostrar que el pliego de cargos en el que se sustentan las observaciones por más de 8 mil millones de pesos está debidamente sustentado y no podrá echarlo abajo el ex colaborador de Mario Marín Torres.
En tanto que Alfredo Arango podrá continuar su batalla legal desde la prisión o en su cuarto del hospital para tratar de evitar que se le cargue un segundo proceso penal.
No hay que olvidar que el proceso penal por el que está preso es por el de enriquecimiento ilícito y por eso resulta trascendental la cuenta pública 2010 para determinar si es que habrá o no un segundo proceso contra el ex titular de la SSA.