Columna Invitada

Cambios disruptivos y sociedades de aprendizaje: ITESM Campus Hidalgo

En 1999, Norman Longworth afirmaba que el siglo XXI sería el siglo del aprendizaje; en particular, hablaba de un aprendizaje continuo, permanente y libre, accesible a todos y en constante renovación. La base de su reflexión se orientaba a la necesidad de reconsiderar el mundo laboral, previsible y poco flexible, hacia otro en constante movimiento, flexible y transformacional.

Suaseveraciónfue claramente fundacional y se anticipó a lo que hoy es una realidad: sociedades que aprenden a aprender, que generan conocimiento y lo aplican para mejorar el bienestar y la calidad de vida de quienes la integran.

Bajo esta perspectiva, las organizaciones encargadas de facilitar educación son las que tienen mayor interés (y responsabilidad) en entender y adaptarse a estas nuevas formas de innovación y cambio disruptivo.

En el área de investigación, posgrado y extensión académica del Campus Hidalgo, los esfuerzos se han orientado a adaptar la forma en que la investigación, la innovación y el desarrollo emprendedor se generan y aplican.

Como ejemplo, se ha impulsado el trabajo de investigación prospectivo que se orienta en dos ejes primordiales: primero, generar proyectos con una visión de largo y muy largo plazo usando la metodología de la prospectiva apoyados por el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Hidalgo y por fondos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

En el año que está por comenzar, desarrollaremos proyectos orientados a conocer la prospectiva de las vocaciones económicas de las regiones en el Estado de Hidalgo. De igual forma se estará trabajando con la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, para realizar estudios de megatendencias en desarrollo social en las regiones del estado, buscando entender y promover alternativas de solución ante problemas como la violencia familiar y la protección de adultos mayores.

El segundo eje está en la formación de capital humano con competencias y habilidades en gestión pública y en prospectiva estratégica que impulsen herramientas disruptivas para la administración pública del estado. Hemos formado más de 60 prospectivistas que han creado, a su vez, comunidades de aprendizaje que han logrado producir conceptos, ideas y prácticas enfocadas a diseñar futuros y estrategias de anticipación a los cambios que vienen.

Un ejemplo lo representan los trabajos creados en estas comunidades de aprendizaje: movilidad urbana al 2030, suficiencia alimentaria y uso de aguas; el ciudadano del futuro y el gobierno abierto; la ciudad del conocimiento y la inclusión social; todos ellos temas de interés para el estado.

Esperamos que estos estudios desarrollen cambios disruptivos en la forma de ver y entender las vocaciones económicas y sociales en el Estado. Por un lado, la necesidad de plantear escenarios a futuro que sean deseables y posibles, es una gran oportunidad para anticipar los cambios que vienen y adaptarnos a ellos. Por el otro, la combinación de experiencias y métodos compartidos por Universidades en el extranjero, nos ayudarán a entender mejor los problemas que se viven en nuestras comunidades, buscar soluciones adecuadas y con ello mejorar la calidad de vida y bienestar de individuos vulnerables.

Estos proyectos son testimonio de la importancia de los cambios disruptivos y de las comunidades de aprendizaje y emprendimiento que se desarrollan dentro del Tecnológico de Monterrey Campus Hidalgo.