Rumbo Político

De la rechifla a la ovación

Emilio Chuayffet Chemor, secretario de Educación Públicafederal les dio una gran lección a profesores, ya que en el marco del Programa denominado "Refinanciamiento de Créditos de Nómina Para los Trabajadores del SNTE", celebrado el jueves pasado en Zinancatepec, Estado de México, encabezado por el presidente de la república Enrique Peña Nieto. Y le explico -apreciable lector- lo que sucedió:

Chuayffet, al ser presentado en el auditorio del SNTE (repleto), recibió tremenda rechifla por parte de los profesores. El secretario observó seria y fijamente la escena sin sonrisa de por medio, simplemente apretó unas hojas media carta que llevaba debajo del brazo izquierdo y tomó asiento.

Llegó el turno para los oradores: primero, el gobernador Eruviel Ávila Villegas; a quien le aplaudieron sobriamente; siguió Luís Videgaray, secretario de Hacienda, a quien le aplaudieron fríamente y, por fin, Emilio Chuayffet. El funcionario atravesó la mitad del pasillo para enfilarse a los micrófonos del atril. Sereno, inició su discurso, expresando que las conquistas obtenidas por los maestros a lo largo de su trayectoria son irreversibles, que nadie ni nada se las podrá quitar.

Chuauyffet argumentó que ningún profesor podrá ser removido de su escuela, por el contrario, se plantea que contarán con reglas claras y transparentes para promoverlos, reconocerlos y garantizar su permanencia en el servicio docente.

El secretario de Educación expresó que ningún profesor perderá su plaza, negó que la evaluación sea punitiva, que se vayan a eliminar los derechos de los docentes; que los maestros serán capacitados durante todo el año escolar; que no se privatizará, como se especula, la educación. Y concluyó: la reforma educativa mexicana no es impuesta por organismos internacionales; no carece de sentido social y por ende no desparecerá el SNTE. Al término de su discurso, la frialdad y sonora rechifla que recibió a su llegada de parte de los profesores de varios estados, se convirtió en una ovación cerrada y sincera, los maestros quedaron estupefactos, perplejos con el discurso, les plasmó que los logros que han alcanzado no sufrirán r cambio alguno.

El planteamiento del secretario Chuayffet, demuestra una vez más, que los maestros que asistieron a este evento no se tomaron la molestia en leer sobre la Reforma Educativa y ¡zas!, los hicieron pinole por desinformados. Seguramente, la próxima vez que deseen chiflarle a alguien lo pensarán dos veces.

Por cierto,los profesores del SNTE tienen contratados sus créditos con la banca privada, que son muy caros, serán trasladados al Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, que dirige Charbel Jorge Estefan Chiriac, con el que se firmó un convenio. Dicha Sociedad Nacional de Crédito, será la encargada del refinanciamiento de dichos préstamos que bajarán sus tasas de 43 a 18 por ciento anual, lo que significa un ahorro de 60 por ciento en los descuentos nominales y, por supuesto, en el monto total.