Rumbo Político

Los claroscuros del Presidente

A 18 meses de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, presenta claroscuros por las Reformas Estructurales que ya aprobadas no han podido explicárselas con palitos y manzanas al grueso de los mexicanos y que éstas tardarán entre 12 y 15 años para obtener beneficios efectivos y colectivos.

Una encuesta, arroja que en mayo de 2013, 50.7% de la población estaba de acuerdo en la forma de gobernar, mientras que 49.1% no le agradaba. Hoy las cifras se revirtieron, pues 44.5 está que sí le gusta como conduce a nuestro país, mientras que a 49.3% no le agrada.

Por lo que respecta a la encuesta "Riendas del País", Consulta Mitofsky, publicó en mayo de 2010, que el entonces Felipe Calderón traía 63% de aprobación; en 2011 66%, el último año de su gestión bajó a 59%. Mientras que al Jefe del Ejecutivo (actual), en marzo de 2013 traía 57%, misma cifra que trae a mayo del año en curso.

En cuanto al Rumbo del País, la empresa encuestadora publicó que de mayo de 2008 al mismo periodo de 2011, los mexicanos percibían que Calderón Hinojosa llevaba la dirección equivocada, pues fue siempre a la alza su descontento de 46, 49, 59 y 62%; mientras que el mexiquense Peña Nieto inicia en febrero del año pasado con 48%, subiendo 10 puntos porcentuales hasta mayo de este complicado año en todos aspectos.

Otro asunto, no menos importante, son los tres institutos políticos más grandes de la república, en donde la opinión también es negativa y para muestra un botón: el Partido Revolucionario Institucional, cuenta con 27% a favor hasta el mes pasado, por 50% de opinión en contra; mientras que el Partido de la Revolución Democrática, goza de 18% de simpatías por 44% en contra; y el Partido Acción Nacional tiene 31% de preferencias (el más alto de los tres), por 35% de opiniones desfavorables.

Otra información relevante es sobre la Agenda de los Partidos, en donde la pregunta fue si los ciudadanos vieron o escucharon algo importante sobre los tres institutos políticos. Respecto al PAN 29 por ciento dijeron que sí; por un 71 por ciento que no. Del PRI 11% dijo que sí por 89% que no estaban enterados. Y en el último sitio de preferencias está el PRD, al que solamente 3% que no.

Así pues, los políticos y sus respectivos partidos, deben recapacitar y echar mano de sus hombres y mujeres que garanticen el triunfo en las próximas elecciones, tanto las de este año, como las de 2015 que son elecciones intermedias, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, en las que seguramente predominará el abstencionismo y el castigo para los alcaldes y legisladores que no cubrieron las expectativas anheladas.