Rumbo Político

Víctor Blake Gómez, un calumniador

El 3 de abril, se cumplirán tres años del lamentable fallecimiento del niño Gabriel López Chávez, quien durante una actividad del grupo 88 de scouts efectuada en un campo de Gotcha, ubicado por Cipreses del Bosque en Naucalpan,"cayó inexplicablemente" a un precipicio de más de 10 metros.

Este campo no contaba con licencia de operación, ni brindaba elementos de seguridad como establecimiento comercial. Ante ello, los padres del menor, Guillermo López y Pilar Chávez, acudieron a los scouts del grupo 88 para que respondieran por este incidente, sin que nadie, hasta hoy, les haya dado una versión, si no exacta, sí satisfactoria de los sucedido.

De este reprobable hecho fue enterado el presidente de la Asociación Nacional de Scouts de México (ASMAC), Víctor Raúl Blake Gómez, quien, según él, no cuenta con un informe "completo", por lo que "desconoce" de este suceso. Además Blake Gómez, absurdamente, rechaza que el grupo 88 de scouts, pertenezca a la asociación nacional (¿?).

Los padres de Gabriel explicaron que, cuando se entrevistaron con Blake, les expuso que su actitud "es obscura e infundada y que no deben reclamar", porque no pueden especificar la forma en que los scouts del grupo 88 intervinieron para que el pequeño perdiera la vida.

Por supuesto que los dirigentes scouters del grupo 88, responsables de llevar y guiar a los lobatos ese 3 de abril de 2011 tampoco han dado la versión más exacta y real de este lamentable suceso.

Los padres explican que no es concebible que los dirigentes scouters del grupo 88, evadan su responsabilidad y "desconozcan" la forma en que su hijo falleció, porque, simplemente, ese día no estuvieron al cuidado del grupo de lobatos.

Guillermo y Pilar dicen que Blake les dijo que su actitud era "infundada" porque ellos como padres admitieron que la muerte de su hijo, fue producto de un accidente (¿?). Añadieron que sí fue producto de un accidente, pero provocado por la omisión de cuidar y proteger al grupo de niños a su cargo.

El "dirigente" nacional de los scouts Víctor Raúl Blake Gómez, irresponsablemente, les manifestó que su actitud carece de legitimación y no tienen derecho a reclamar porque, por voluntad propia, inscribieron a su hijo en el grupo 88 scout y porque "nosotros los padres, irmamos el documento de inscripción conocido como 'muchachos' en el que eximimos a la asociación de Scouts, por los daños y perjuicios que el interesado pudiera sufrir durante el desarrollo de actividades scouts".

Los argumentos del "líder" Blake Gómez, son infundados y carentes de lógica. No es posible, que este "personaje" siga al frente de dicha asociación.