Rumbo Político

Seguridad para invertir

Sin lugar a dudas, la inseguridad social que vivimos desde hace poco más de 10 años, debido a que el crimen organizado en todas sus modalidades, avanza por todo el territorio nacional, apoderándose de municipios, sin que los esfuerzos de los tres niveles de gobierno hayan fructificado.

El desorden y pánico entre todos los estratos sociales sigue su curso; muchas empresas nacionales y extranjeras han cerrado sus operaciones por la serie de extorsiones por parte del hampa, que opera a placer, ante la falta a de resultados de las autoridades y la impotencia de la ciudadanía.

La moda de hoy: el asalto a joyerías de centros comerciales. En el Estado de México, ya son seis los perpetrados por el hampa. El último ocurrió el sábado pasado en el Sanborn´s Echegaray, en el que dos sujetos tronaron los cristales de los aparadores de los relojes, robándoselos y, sin piedad alguna, asesinaron a un policía. Por supuesto que los ladrones no han sido detenidos.

Derivado de lo anterior y casualmente, Agustín Carstens Carstens, gobernador del Banco de México, declaró en la capital estadunidense (Washington), que nuestra endeble nación mejorará considerablemente su economía, pero que es inminente acabar con la inseguridad que permea en el territorio nacional.

El funcionario expuso que continuará la debilidad de la economía mundial y los episodios de la volatilidad en los mercados financieros, pero nuestro país está preparado para resistir cualquier choque del exterior.

Agustin Carstens expresó que las reformas estructurales, recién aprobadas, deberán fortalecer el mercado interno. "Una importante es la reforma al sistema financiero, una parte fundamental es cómo se puede aumentar la pernoctación de servicios financieros y ayudar de manera particular a las micro, pequeñas y medianas empresas, esto redundaría en la generación de más empleo, además de un mayor consumo e inversión".

Respecto a la reforma Energética, el gobernador de Banxico dijo que deberá contribuir a mantener los precios energéticos o a hacerlos competitivos y eso sería un factor que ayude a nuestra nación en su mercado interno.

Esperemos que los vaticinios de Agustins Carstens Carstens sean los correctos, porque urge realmente un crecimiento económico y una tranquilidad en los millones de hogares mexicanos.