Rumbo Político

¿Regresan las concertasesiones?

Por lo visto, la Reforma Político-Electoral, que se aprobó en las cámaras de Diputados y Senadores, no dejaron satisfechos a políticos de todas las corrientes ideológicas, debido a las decisiones que se tomaron como la reelección de senadores, diputados federales y locales y presidentes municipales.

Respecto a éstos últimos, tendrán la oportunidad de ser reelectos por un solo periodo más; es decir durarán en su encargo hasta seis años. Recordemos que el periodo de sus administraciones es de tres años, sabemos que difícilmente se logran cristalizar los proyectos y programas emanados de cada gestión, pues en tres años no se pueden concluir, aunque en muchas ocasiones su trabajo es nefasto y en detrimento de los ciudadanos que concluyen arrepentidos de haber votado por dicho personaje, (del color que sea), que al final del camino, es rechazado por todos los sectores sociales.

Por lo que toca a la reelección de diputados federales y locales, podrán permanecer en dicho escaño durante tres legislaturas más; es decir de doce años en total. El único requisito para que puedan alcanzar dicha meta, tendrá que ser candidatos por el mismo partido que los postuló la primera ocasión. En cuanto a los senadores podrán permanecer seis años más en dicha encomienda, únicamente podrán ser reelectos por una Legislatura más.

Por otra parte, el porcentaje paraque los partidos conserven su registro a nivel nacional, se elevó de 2.5 a tres por ciento. Así pues, los que se ubican en dicho límite deberán trabajar intensamente para que no se les acabe su permanencia ni sus prerrogativas.

La desaparición del Instituto Federal Electoral y la creación del Instituto Nacional de Elecciones, ha causado polémica entre los mismos Consejeros Generales del IFE, quienes protestaron y criticaron que la Reforma Política, pondrá en riesgo a 21 elecciones. La supresión de los Institutos Electorales Estatales, se debe a que en varios estados de la República mexicana, –se asegura– que los gobernadores parcializan los comicios.

Así pues, la Reforma Política-Electoral, saldrá bien "planchadita" entre los legisladores priistas y los albiazules, pero que dejará mucha incertidumbre en todos los estratos políticos, empresariales, sociales y en la ciudadanía en general, que no comparten estas decisiones que son tomadas sobre las rodillas.

¿Acaso traen jiribilla dichas reformas?¿Se negociarán gubernaturas, presidencias municipales, diputaciones locales, federales, senadurías y por qué no, hasta gubernaturas, por la aprobación de dichos paquetes? ¿Regresaremos al salinato en donde las concertasesiones eran el pan de cada día y que fueron determinantes en esa nefasta administración? Conste que son preguntas.