Rumbo Político

¡Puras pérdidas!

Para no variar, la ordeña a los ductos de Petróleos Mexicanos sigue siendo un escándalo que los directivos de la paraestatal en turno no han podido frenar, por la falta de sagacidad y porque los sinvergüenzas siguen ampliando sus redes, evadiendo a sus anchas a las autoridades.

El hurto de gasolinas y diesel, a través de las tomas clandestinas a la red de ductos de Pemex, ocasionaron pérdidas por más de 10 mil millones de pesos durante el 2013.

No se descarta que estos robos sean efectuados por personal de Petróleos Mexicanos, debido a que las perforaciones y el "trabajo" realizado como perforaciones y manejo de soldaduras, es por gente con experiencia en este rubro.

Las autoridades aún se encuentran buscando nuevas estrategias para darle mayor seguridad a la transportación de los combustibles. El año pasado hubo 3 mil 52 tomas clandestinas, ocasionando pérdidas por 13 mil barriles diarios de gasolina y diesel y se elevó un 75 por ciento respecto al 2012. En lo que va del año ya se han reportado más de mil tomas clandestinas. En distintos estados de nuestro vapuleado país.

Respecto a las aportaciones para el fondo petrolero, éste iniciará con una capitalización de 4.7 por ciento de ingresos por concesiones de hidrocarburos al sector privado e irá en aumento paulatinamente, por periodos establecidos para que, por primera vez, los mexicanos sientan los beneficios directos de la riqueza petrolera que se destinará a becas y pensiones.

El paquete energético del gobierno federal, estará dotado de mecanismos para que la competencia en dicho sector, vaya desde la venta en gasolineras hasta la extracción de los hidrocarburos.

El Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo será el encargado de recibir todos los ingresos, con excepción de los impuestos, que correspondan al Estado mexicano, derivado de las asignaciones y contratos a que se refiere el párrafo séptimo del artículo 27 de nuestra Carta Magna.

Dicho Fondo contará con un Comité Técnico integrado por tres representantes del Estado y cuatro integrantes independientes. Los primeros serán los secretarios de Hacienda y Energía, además del gobernador del Banco de México; mientras que los representantes independientes serán designados por el Presidente de la República con la aprobación de las dos terceras partes de los senadores.