Rumbo Político

Normal: ayuntamientos en quiebra

Sin lugar a dudas, somos un caso único en el mundo. La situación económica y social por la que atraviesa nuestro país y que cada día se agudiza entre otros motivos por el mediocre 1.2 por ciento que creceremos durante este caótico 2013, según los "genios" de las finanzas mexicanas.

No es concebible, que 491 municipios de los 2 mil 440 del territorio nacional, se encuentren al borde de la quiebra técnica,(teniendo como salvavidas la aprobación de la Reforma Energética) que el presidente de la república, Enrique Peña Nieto envió al Congreso de la Unión. El motivo específico: simplemente adeudan decenas de miles de millones de pesos por incrementos desmedidos a la energía eléctrica y a las gasolinas, por parte de CFE y Pemex, durante la administración de Felipe Calderón Hinojosa 2006-2012, que por ende los harán quebrar al término de la gestión peñista.

Derivado de lo anterior, los 491 ayuntamientos que tienen problemas financieros, por falta de liquidez, aunado a los munícipes que en la anterior administración saquearon indiscriminadamente las arcas públicas, como el caso de Naucalpan donde Azucena Olivares Villagómez tiene la animadversión y repudio de los ciudadanos,

En esta situación están ayuntamientos como Coacalco y muchos más de la entidad mexiquense; Pabellón de Arteaga, Aguascalientes; Chilpancingo, capital de Guerrero; Cuernavaca, Morelos; Cosoleacaque, Mintatitlán y Coatzacoalcos de Veracruz; Torreón, Coahuila; entre otros.

La Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), hizo un análisis al respecto en el que indica que 20% de los municipios están en riesgo de quiebra, por lo que es necesario que las cámaras de Diputados y Senadores saquen adelante la Reforma Energética, para que el sector avance en beneficio de todos los mexicanos.

No se debe olvidar que en el régimen de Felipe Calderón el precio del diesel se duplicó ya que pasó de 5.9 pesos a 10.8 por litro. Mientras que la energía eléctrica elevó su precio 100 por ciento. Un caso concreto es Coatzacoalcos, que en el 2007 pagó 30 millones de pesos; mientras que en 2012 la cantidad subió indiscriminadamente a 59 millones de pesos.

Lamentablemente, seguimos sumidos en una grave crisis económica, social, de inseguridad, de educación y muchas más. Es el momento para que los encargados de los tres niveles de gobierno, se pongan a trabajar arduamente en beneficio de los 118 millones de habitantes y que renuncien quienes no tienen la capacidad de sacar adelante a nuestro traqueteado y depreciado país.N