Rumbo Político

Juntos hagamos historia

En 18 meses de administración del presidente Enrique Peña, los problemas de crecimiento económico, seguridad, desarrollo social, han sido un dolor de cabeza; los más de 115 millones de mexicanos seguimos en espera de que la situación mejore y haya un cambio benéfico.

El mexiquense recibió al país con un severo problema de seguridad nacional porque fueron abatidos decenas de miles de ciudadanos por el crimen organizado en todas sus modalidades en varios estados de la república, acompañado de una tasa elevada de desempleo.

El jefe del Ejecutivo federal inició bien su gestión con el Pacto por México, signado el 2 de diciembre de 2012 por los tres institutos políticos con mayor representatividad en nuestro país (PRI-PAN-PRD); el cuarto firmante fue el PVEM; el objetivo es claro: el desarrollo económico y el bienestar social para que todos los habitantes salgamos adelante.

Este compromiso es una réplica del realizado en España el 25 de octubre de 1977 llamado el Pacto de la Moncloa, firmado en el palacio del mismo nombre al término del franquismo; los diez partidos con representación parlamentaria y el primer presidente democrático español, Adolfo Suárez; dicho país, pese a los conflictos sociales, salió adelante.

Como es sabido, México está en una crítica situación social, económica, de seguridad, transparencia y rendición de cuentas, impunidad y más. Ha llegado el momento de combatirlas y rectificar el rumbo.

Si bien es cierto, que en 18 meses se concretaron y aprobaron las once Reformas Estructurales en su totalidad, es decir, con sus respectivas leyes secundarias, a la Energética- la madre de todas ellas- el Congreso de la Unión buscará perfeccionarla en algunos rubros.

El presidente de la república Enrique Peña Nieto, ha sido criticado por las Reformas que se atrevió a enviar al Congreso de la Unión para que los todos los grupos parlamentarios en ambas cámaras (la de Diputados y Senadores), a través de consensos y convencimientos, las aprobaran y se lograron. Peña Nieto corrió el riesgo y salió airoso, ninguno de sus antecesores tomó esta iniciativa.

Falta mucho camino por recorrer para el presidente Peña Nieto, el reto sigue vigente, debe cumplir con lo pactado, las inversiones multimillonarias de empresarios nacionales y extranjeros están en puerta, de esta forma alcanzaremos el crecimiento esperado del 5% anual y la creación de millones de empleos con buenos salarios, para que algún día nos consolidemos como potencia mundial. Bien lo dijo el presidente Peña Nieto, hace un año (en su informe), "juntos hagamos historia".