Rumbo Político

Hartazgo ciudadano

Por muy imposible que pareciera, los tres niveles de gobierno, (municipal, estatal y federal), se esmeran día a día en unir (pero en su contra) a la ciudadanía de los distintos estratos sociales de toda nuestra cada vez más vapuleada república mexicana, debido a las arbitrarias decisiones que toman habitualmente -sobre las rodilas- sin consultar a los habitantes, quienes pagamos las consecuencias de las ineficaces resoluciones.

La más reciente, la que tomó el pasado miércoles, la Comisión Metropolitana Ambiental de la Megalópolis, al decidir unilateralmente sobre el Programa Hoy No Circula, en la que está involucrada la Ciudad de México y 18 municipios conurbados a ésta, en el dejarán de circular desde ayer martes cinco de abril y hasta el próximo 30 de junio, de lunes a viernes todos los vehículos con calcomanía del color del holograma de acuerdo al día con calcomanía uno y dos, además, los autos con calcomanía doble cero y cero y un también descansarán un sábado de cada mes. ¡Cuánta ineficacia junta!

Esta delicada situación, ha provocado un encabronamiento generalizado de los habitantes de la metrópoli, que ya rebasó los límites de sus respectivas paciencias, la indignación y el hartazgo ciudadano está plasmado, además de su rechazo absoluto a esta determinación unilateral que vulnera su tranquilidad.

Los comentarios en contra de los ciudadanos son muy claros y contundentes, Adolfo Villegas: "de qué sirve que te esfuerces pagando tus tenencias que no son nada baratas, también las verificaciones para que no te multen y nos salen que no circulamos un día a la semana". Juan Carlo Caballero: "de qué carajos sirve comprar vehículo de modelo reciente, pagas refrendos, lo afinas, lo verificas y resulta que no circulas un día a la semana, es el colmo".

El problema de la contingencia ambiental que tuvimos en marzo pasado en el área metropolitana, no sucedía desde hace 14 años, como todos recordamos, desde 1997 el Partido de la Revolución Democrática y hasta nuestros días ha gobernado la capital del país, su ineficacia la han demostrado en muchos aspectos, pero en lo ambiental no han podido implementar un programa eficaz que baje considerablemente la contaminación, tampoco han hecho un transporte público de primera, no han reglamentado las marchas y manifestaciones, la delincuencia organizada sigue creciendo y muchas pifias más.

Lo peor de este asunto son las aspiraciones políticas de Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la capital, que ha dicho que si desea competir para la presidencia de la república en el 2018, no es concebible que como él, AMLO, los panistas Ricardo Anaya, Moreno Valle, Margarita Zavala, y otros más, sienten que pueden ocupar la primera magistratura de nuestro traqueteado país. ¡Pobre de México!