Rumbo Político

¿Gasto transparente?

Los diputados federales del Partido Acción Nacional (PAN, a través del coordinador del grupo parlamentario, Marko Cortés Mendoza, propondrán una Iniciativa de ley que permita que el transparentar el gasto y sea más efectiva la asignación del Presupuesto de Egresos de la Federación.

Sin lugar a dudas, será una buena propuesta para que a mediano y largo plazo, México sea más transparente y podamos acabar con la maldita cultura de la corrupción que permea en los tres niveles de gobierno, en los tres poderes y también en la iniciativa privada.

¿Pero por qué no lo hicieron cuando fueron presidentes de la república Vicente Fox Quesada y Felipe Calderón Hinojosa?

Por supuesto que argumentarán que el PRI los bloqueó, que ya no les dio tiempo a ninguna de las cuatro legislaturas (dos en cada sexenio panista), que no hubo consenso y los consabidos etcéteras.

La semana pasada hubo un debate en el Senado con representantes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en donde se abordaron asuntos de gran importancia como el combate frontal a la corrupción en México. El auditor superior de la Federación, Juan Manuel Portal, dejó claro que en la elaboración de las leyes secundarias de las reformas tendrá origen el Sistema Nacional Anticorrupción, mismas que se deberán matizar para aplicarlas en las leyes reglamentarias.

Las fracciones parlamentarias en las Cámaras de Diputados y Senadores deberán asumir el compromiso de analizar las nuevas leyes que inicien a pasos gigantes el proceso de abatir la corrupción, que es una verdadero lastre, porque es como la mugre: entra por todos los lugares y rincones de nuestro querido México.

Y no se trata de rasgarse las vestiduras, no!, está en nuestras manos pues debemos aportar nuestro grano de arena, no propiciándolo ni fomentándola, en las acciones que emprendamos diariamente, desempeñando nuestras labores eficaz y honestamente, porque ya que desafortunadamente, México lleva centurias siendo saqueado, y, pese a ello, nos encontramos de pie, lastimados, es cierto, con muchísimos problemas, desde la inseguridad social, la falta de empleos y oportunidades para millones de ciudadanos, el crecimiento del crimen organizado, las continuas y graves devaluaciones que ha sufrido nuestra moneda frente al dólar durante décadas y la falta decrecimiento económico, aunado a la falta de vocación de servicio de quienes han ostendado un cargo público por elección popular, amigismo y compadrazgo.

Es el momento de detener la corrupción, llegar a fondo para erradicarla, seguimos en caída libre, hundiéndonos; el cambio depende de los más de 12 millones de mexicanos. ¡Hagámoslo juntos, simplemente, por el bienestar nacional!