Rumbo Político

Franco retroceso democrático


Sin lugar a dudas, la desaparición del Instituto Federal Electoral (IFE), así como de los Institutos Electorales Estatales de nuestro vapuleado país, causaría un severo retroceso en la incipiente democracia mexicana, por la absurda creación del Instituto Nacional Electoral (INE), que regularía TODOS los comicios a nivel nacional.

Por lo pronto, los presidentes de las cámaras de diputados y de las Legislaturas Locales de 17 entidades de la república, se han inclinado por que el IFE, no desaparezca (como es costumbre) por una ocurrencia, más que un proyecto, y nazca el INE.

Dicha creación la consideran una medida centralista que daría al traste con el avance que ha tenido la sociedad mexicana al sufragar libremente en los comicios celebrados.

El diario Excélsior se dio a la tarea de pedir opiniones a los presidentes de las legislaturas del país, dando por resultado que estados gobernados por priistas como Colima, Hidalgo, Baja California, Campeche, Chihuahua, Jalisco, Veracruz, por citar algunos, se negaron aceptar el nacimiento del INE.

Mientras tanto ocho entidades como, Aguascalientes, Tlaxcala, Nuevo León, Zacatecas, (también gobernadas por tricolores), sí apoyaron la creación del Instituto Nacional Electoral. Por su parte, líderes de las cámaras de diputados de Yucatán, Michoacán y Estado de México, se reservaron su opinión.

El rechazo por parte de legisladores y políticos para que surja el Instituto Nacional Electoral, se debe a que dicho órgano, sería el único en llevar a cabo TODOS los procesos electorales en nuestra nación, vulnerando la soberanía y autonomía de la democracia mexicana, que es la más costosa del planeta.

Si bien es cierto, que la democracia de México sigue perfeccionándose, los resultados obtenidos de los procesos electorales celebrados en los últimos 15 años han sido satisfactorios tanto para los actores políticos como para la sociedad, a pesar de los eternos inconformes.

Otra motivo para rechazar esta iniciativa para muchos políticos y ex consejeros que integraron el IFE, y forma parte de la Reforma Política es la falta de información que existe al respecto y el supuesto ahorro en el presupuesto de los Institutos.

No olvidemos que la democracia mexicana, está muy por debajo respecto a la de naciones desarrolladas o de primer mundo. La tarea que deben realizar los Gobiernos Federal y Estatales es la de fortalecer a dichos órganos, para que los próximos comicios electorales sean mejores cada vez, hasta llegar a su perfeccionamiento".