Rumbo Político

Déficit de policías

La falta de efectividad para combatir la delincuencia en todas sus modalidades, es resultado de la escasez de personal de seguridad ya que solo hay 45 mil elementos para una población de 16 millones de habitantes de los 125 municipios de la entidad mexiquense.

Existe un déficit del 40 por ciento de policías estatales, pues de los 45 mil registrados, alrededor de 900 son empleados administrativos.

Los números son fríos: nuestra entidad cuenta con 478 elementos de fuerza estatal por cada 100 mil habitantes, cantidad por encima a la media nacional que es de 396; es muy baja sin lugar a dudas, lo que hace que la entidad se instale en el séptimo sitio a nivel nacional de cobertura policiaca.

El primer lugar de número de elementos de estado de fuerza estatal por cada cien mil habitantes, lo ocupa el Distrito Federal con mil 209; seguido con menos del 100% de personal de seguridad por Baja California Sur con 597; en la tercera posición se instala Tabasco con 501 elementos; en cuarto sitio Quintana Roo con 498; en quinto lugar Morelos con 488; en sexta posición Guerrero con 484; en séptimo lugar se ubica el Estado de México con 478 elementos por cada cien mil habitantes y 200 por ciento menos de personal de seguridad que la capital de la república, una cifra muy pobre. En las últimas cinco posiciones están Veracruz, Guanajuato, Tamaulipas, Querétaro y Coahuila, con 280, 276, 271, 258 y 256 elementos por cada 100 mil habitantes, respectivamente.

Aunado a lo anterior, el gobernador Eruviel Ávila Villegas, declaró el pasado 7 del mes en curso, que de enero a la fecha han sido dados de baja a mil 73 elementos que representaban un riesgo para la sociedad, derivado de los resultados de los exámenes de control de confianza que les fueron practicados.

De la cifra arriba señalada, mil 16 pertenecían a distintas corporaciones municipales; 51 a la PJEM y solo seis a la Secretaría de Seguridad Ciudadana. El jefe del Ejecutivo, enfatizó que antes de que finalice el periodo para los exámenes de control de confianza en octubre próximo, se darán de baja a 4 mil elementos más y que aún están pendientes las evaluaciones de 3 mil policías.

La situación es muy clara, los despidos de malos elementos policías que laboran tanto en los ayuntamientos como en la Procuraduría y la SSC, seguirán su curso, durante los siguientes meses sin que se capacite a ciudadanos que reúnan el perfil y ocupe dichas posiciones; por supuesto que el salario debe ir de acuerdo al riesgo de sus labores.

Lamentablemente, la percepción de todos los estratos sociales en nuestra entidad mexiquense respecto a la seguridad pública es negativa, los 125 presidentes municipales deberán coordinarse con la administración estatal para aminorar este severo problema que se ha vuelto el Talón de Aquiles.