Rumbo Político

Candidaturas independientes

Las recientemente aprobadas candidaturas independientes, tanto a nivel estatal como federal, para los próximos comicios del 2015, han sido bien recibidas por los ciudadanos, quienes dijeron confiar más en el individuo que en el partido político que han sido durante la vida política de nuestro país, el que ha postulado supuestamente a sus mejores militantes.

El 47 por ciento de los encuestados contestaron afirmativamente para los candidatos independientes, mientras que 24 por ciento dio su aprobación a los emanados de un instituto político; el 17 por ciento restante no votó por ninguno de los anteriores; -según una encuesta realizada por BGC Excélsior. Claro está,que se deben cumplir con una exageración de requisitos, diseñados a propósito para que el número de aspirantes independientes sea reducido.

El 66 por ciento de los encuestados dieron su aprobación para ocupar el cargo de presidente de la república a ciudadanos que no tengan instituto político; mientras que, con dos puntos porcentuales menos, dieron el sí para los cargos de senadores, diputados, gobernadores y/o jefe de Gobierno.

Una de las exageraciones es para los candidatos que deseen buscar la presidencia de la república, ya que deberán reunir firmas de simpatizantes de al menos 17 estados del país y para la recaudación de éstas, solamente podrán utilizar dinero privado por hasta 33 millones de pesos y reunir en cuatro meses, el mismo número de las que se le piden a un partido (780 mil firmas).

Asimismo, dicha reforma político-electoral, contempla que se multará hasta con 300 mil pesos y 15 años de prisión, a los candidatos que recaben fondos de procedencia ilícita durante su campaña.

Afortunadamente, la aceptación de esta reforma ya la acepta en parte el 60 por ciento de los encuestados; por un 36 por ciento a la fecha, respecto del mes de diciembre de 2013.

Ahora serán los partidos políticos, los que tendrán que prepararse, organizarse, estructurarse y nominar a sus mejores hombres y mujeres para los comicios estatales y federales del próximo año, ya que con la reforma electoral, las candidaturas tendrán que ser 50 por ciento para aspirantes de ambos sexos, es decir, la mitad de los puestos de elección popular serán para las mujeres y la otra mitad para los varones.

Así pues, las damas entrarán en igualdad de circunstancias; será la primera ocasión que habrá igual número de representantes populares de ambos sexos en los municipios, legislaturas locales y en la misma Cámara de Diputados federal.